LA ENSEÑANZA QUE NOS ESPERA

Dando un título tan esperanzador, pareciera que algo revolucionario fuera a llegar y siento desanimaros diciendo que no va a llegar, sino que ya está aquí; la enseñanza que nos espera ha llegado como una bofetada virtual para todos aquellos que no iniciaron un proceso de reciclaje de lo presencial a lo virtual años atrás, y es que la pandemia nos ha demostrado que la enseñanza online o también llamada elearning es necesaria para realizar acciones formativas que ya no pueden llevarse de forma presencial. Para ello me voy a mirar en el espejo que más me gusta: Finlandia. ¿Porqué este país?, sencillo, para que nos demos cuenta de que la enseñanza o metodologías innovadoras, no lo son tanto en otros lugares.

La realidad es que el país nórdico ha conseguido encajar todas las piezas del rompecabezas y ha creado un sistema educativo en el que ningún alumno queda excluido. No lo ha logrado con normas centralizadas, sino a través de un sistema que da una gran autonomía a los centros y en los que sus profesores son los que controlan los planes de estudios. Todo ello, enmarcado en una ley de educación estable, que no se cambia con el color del gobierno de turno. En Finlandia buscan la igualdad de oportunidades, lo que no quiere decir que se les dé a todos lo mismo. Los profesores se esfuerzan desde los primeros años para que ningún niño se quede atrás; esto sucede en todos los colegios de Finlandia. El 95% de los centros son públicos, la enseñanza es gratuita, así como el material y el comedor. Los alumnos comienzan con las asignaturas más sencillas como educación física y su lengua, el finés. Más tarde, llegarán las matemáticas, ciencia, historia y lenguas extranjeras. Y es a los diez u once años cuando comienzan a recibir calificaciones numéricas por estas materias. Las notas las pone, durante los primeros años de su educación, un único maestro, que vela por que ningún alumno quede excluido.

Mi conclusión: todos los sistemas educativos de éxito se organizan alrededor de los profesores, y Finlandia es uno de ellos, además de esto, los centros docentes finlandeses buscan motivar constantemente a sus docentes que están muy preocupados por mantenerse al día con los cambios de la sociedad y de su profesión, sobretodo en lo que respecta a la formación online. Los profesores tienen una formación permanente. Así mismo, otra característica determinante es que la figura del profesor es muy respetada dentro de la sociedad finlandesa. Es una de las profesiones mejor consideradas del país y se preocupan de que continúe siendo así. La relación con el profesor es fundamental y resulta muy cercana.

Así pues, después de este repaso por Finlandia y volviendo a España, nos podemos imaginar que es lógico que estemos donde estamos, ¡ojo!, no estoy diciendo que seamos de los peores países preparados profesionalmente y que no hagamos esfuerzos titánicos docentes, formadores, equipos directivos y administraciones por tener una educación de calidad y que ahora, con el nuevo paradigma que deja la pandemia, hagamos lo mismo para tener una formación online y presencial de calidad, herramientas digitales para docentes y alumnos suficientes, etc. Sino, que donde pongo el foco es donde realmente (creo) que hay que ponerlo, en el sistema tan centralizado y caótico, matando la creatividad y la fuerza imaginativa de docentes, formadores, centros educativos… Bajo mi punto de vista, demasiada burocracia centralizada que corta las alas a una población que reclama a gritos un actualización y revolución profunda en el sistema educativo español a todos los niveles.

No cuesta tanto aprender de aquellos países donde sí que se hacen las cosas bien. Por ejemplo, estas 3 técnicas que he aprendido durante estos años, las estoy aplicando en cada uno de mis cursos logrando resultados excelentes:

Flipped classroom: Un modelo pedagógico en el que los elementos tradicionales de la lección impartida por el profesor se invierten: los materiales educativos primarios son estudiados por los alumnos en casa y, luego, se trabajan en el aula.

Aprendizaje basado en proyectos: Esto permite a los alumnos adquirir conocimientos y competencias clave a través de la elaboración de proyectos que dan respuesta a problemas de la vida real.

Aprendizaje cooperativo: Donde el trabajo en grupo, entre otras cosas, mejora la atención, sobre todo si cada miembro ejerce un rol determinado y que para alcanzar los objetivos es necesario interactuar y trabajar de forma coordinada.

¿Qué te parecen? ¿Conoces más?… Estaré encantado de que las compartas 😉

¡Compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Etiquetado , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *